Inicio

Fabricantes

Productos más vistos

Maqueta San Pedro de la Nave Zamora Ver más grande

Maqueta Iglesia San Pedro de la Nave Zamora Aedes Ars 1:80

1102

Nuevo

Maqueta Iglesia San Pedro de la Nave Zamora.

 

Zamora - España - S. VII
Escala: 1/80
Nº aprox. Piezas: 2.600
Dificultad: 3.5/10
Medidas (Mm.): 275 x 300 x 110

 

Más detalles

2 artículos

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

34,40 €

Más

Maqueta Iglesia San Pedro de la Nave Zamora Aedes Ars 1:80.

 

El monumento y su historia

La Iglesia de San Pedro de la Nave se encuentra en las cercanías de Zamora, Castilla León, España.
Este templo de estilo visigodo, en el valle del río Esla, fue trasladado en 1930 a El Campillo, a tres kilómetros de distancia de su emplazamiento original que quedó inundado por la construcción de un embalse.
Su exterior es muy sencillo y rigurosamente geométrico; La planta de tres naves se caracteriza por los tejados independientes y más bajos en las naves laterales. El crucero parece que se proyecte por la adición de dos vestíbulos, a norte y sur.
Es obra de sillería de buena calidad, cuya fecha de construcción es incierta, debiéndose situar antes del 711 o entre 893 y 907, pues en este último año se menciona ya su existencia y en el período comprendido entre 711 y 893 el territorio se halló bajo el dominio musulmán. Las puertas son muy sencillas, con arcos de herradura redondos y sin decoración escultórica.
Los vestíbulos laterales, cubiertos con techos de madera, tuvieron encima unos desvanes. En el crucero se dispusieron cuatro columnas que no cumplen función arquitectónica, creyéndose que su uso depende de un cambio de orientación en el sistema constructivo.
En el interior, que mide 19.75 x 16 metros, se debe observar el hecho de que las naves laterales no se abren a los brazos del crucero, comunicándose con ellos tan sólo por una ventana.

El monumento y su historia
La puerta nueva de Bisagra se encuentra en la provincia de Toledo, en España.
Denominada Puerta Nueva, para diferenciarla de su homónima "la Vieja", ambas de origen árabe, aunque a la Nueva sólo le queda de árabe el nombre de Bisagra, de "Bib-Shala" o "Puerta de la Campiña" y algún resto de arco de herradura en el interior.
Su fachada exterior se levanta entre dos torreones circulares con la parte superior de sillería almohadillada. En el centro se abre el arco de ingreso, también almohadillado. Sobre él, luce el escudo imperial de la ciudad, rematado por un frontón. A la fachada exterior le sigue un patio y otro cuerpo interior con torreones cuadrados, ventanas y chapiteles con tejas policromadas.
Su historia es poco conocida hasta su restauración a mediados del siglo XVI, en 1550. Existen datos de su cesión por Alfonso VIII de Castilla a la cercana iglesia de Santiago del Arrabal en el siglo XII.
La remodelación del conjunto obedece a la necesidad de optimizar el paso entre la ciudad y el recién construido hospital de San Juan Bautista, llamado también del Cardenal Tavera.
Fue el arquitecto toledano Alonso de Covarrubias quién dirigió las obras de la remodelación, prolongándose éstas hasta mediados del siglo XVI, ya bajo el reinado de Felipe II y dirección del arquitecto Juan Bautista Monegro. Aunque el verdadero artífice y artista de la remodelación fue Covarrubias.