Kit maquetas edificios

Manufacturers

Specials

Viewed products

Maqueta Torre del Oro Sevilla View larger

Maqueta Torre del Oro Sevilla Aedes Ars 1260

1260

New

Maqueta Torre del Oro Sevilla.

 

Sevilla - España - S. XIII
Escala: 1/100
Nº aprox. Piezas: 2.800
Dificultad: 8.5/10
Medidas (Mm.): 250 x 250 x 375

More details

2 Items

Warning: Last items in stock!

53,90 €

Add to wishlist

More info

Maqueta Torre del Oro Sevilla.

Sevilla - España - S. XIII
Escala: 1/100
Nº aprox. Piezas: 2.800
Dificultad: 8.5/10
Medidas (Mm.): 250 x 250 x 375

El monumento y su historia

Se encuentra situada en el Paseo de Colón, en Sevilla, España.
La Torre del Oro, torre militar albarrana, es decir, separada del resto de la muralla, debe su nombre a su primitivo recubrimiento de azulejos con reflejos dorados. Construida en el primer tercio del siglo XIII por los almohades con propósitos militares, tiene doce lados, y desde su basamento de sillería se echaba una fuerte cadena que cruzaba hasta la otra orilla del río Guadalquivir protegiendo la entrada del puerto; esta fue la defensa que tuvo que romper la escuadra castellana mandada por Ramón de Bonifaz antes del asalto de Fernando III, en 1248. La torre sirvió además de prisión en la Edad media, y de recinto seguro para salvaguardar los metales preciosos traídos periódicamente por la flota de Indias.
El último cuerpo circular de la torre fue añadido por Sebastián Vander Borcht en 1760. Actualmente es Museo Naval y contiene grabados, cartas marinas, maquetas, instrumentos antiguos de marear así como documentos históricos. Traza una imagen de la historia naval de Sevilla, de la importancia de su río y de la huella de marineros ilustres.

El monumento y su historia
La puerta nueva de Bisagra se encuentra en la provincia de Toledo, en España.
Denominada Puerta Nueva, para diferenciarla de su homónima "la Vieja", ambas de origen árabe, aunque a la Nueva sólo le queda de árabe el nombre de Bisagra, de "Bib-Shala" o "Puerta de la Campiña" y algún resto de arco de herradura en el interior.
Su fachada exterior se levanta entre dos torreones circulares con la parte superior de sillería almohadillada. En el centro se abre el arco de ingreso, también almohadillado. Sobre él, luce el escudo imperial de la ciudad, rematado por un frontón. A la fachada exterior le sigue un patio y otro cuerpo interior con torreones cuadrados, ventanas y chapiteles con tejas policromadas.
Su historia es poco conocida hasta su restauración a mediados del siglo XVI, en 1550. Existen datos de su cesión por Alfonso VIII de Castilla a la cercana iglesia de Santiago del Arrabal en el siglo XII.
La remodelación del conjunto obedece a la necesidad de optimizar el paso entre la ciudad y el recién construido hospital de San Juan Bautista, llamado también del Cardenal Tavera.