Uls Gard Pellet Equine America 3 Kg Pellet ayuda a mantener la salud y el confort gástricos, reduce efectos de la acidez
  • Uls Gard Pellet Equine America 3 Kg Pellet ayuda a mantener la salud y el confort gástricos, reduce efectos de la acidez

Uls Gard Pellet Equine America 3 Kg Pellet ayuda a mantener la salud y el confort gástricos, reduce efectos de la acidez

57,84 €
Impuestos incluidos

Uls Gard Pellet Equine America 3 Kg Pellet ayuda a mantener la salud y el confort gástricos, reduce efectos de la acidez

Cantidad
En stock

Uls-Gard Pellets es una formulación en gránulos potente y eficaz que ayuda a mantener la salud y el confort gástricos. Contiene ingredientes utilizados tradicionalmente para ayudar a calmar la irritación del revestimiento del estómago, como pectinas, lecitina, aloe vera, raíz de malvavisco, glicina y regaliz.

También proporciona apoyo nutricional para mantener un pH intestinal saludable, gracias a la inclusión de calcio y magnesio de liberación lenta de algas marinas. Contiene betaglucanos, procedentes de levaduras con alto contenido en nucleótidos, para favorecer la viscosidad del contenido gástrico, junto con prebióticos y probióticos para favorecer una microbiota intestinal saludable. Este pellet tiene una base de cáscaras de alfalfa y soja, lo que proporciona una base fibrosa que protege la mucosa del estómago.
Uls-Gard Pellet ha sido formulado con ingredientes cuidadosamente seleccionados para ayudar a mantener la salud y el confort gástricos, entre ellos:

    Carbonato de calcio y carbonato de magnesio: ayudan a mantener un pH intestinal saludable.
    Lecitina: es un tipo especial de grasa que ayuda a mantener sanas a las células del revestimiento del estómago.
    Pectinas, raíz de malvavisco y regaliz: ayudan a producir mucílago, que actúa como barrera física para la parte superior del estómago, que se encuentra desprotegida en todos los caballos.
    Aloe vera y glicina: ayudan a mantener una mucosa gástrica saludable (revestimiento del estómago).
    Levadura con alto contenido en nucleótidos: proporciona betaglucanos, que ayudan a aumentar la viscosidad del contenido del estómago y brindan soporte nutricional para una mucosa gástrica saludable.
    Prebióticos y probióticos: fomentan una microbiota intestinal saludable.
    Cáscaras de alfalfa y soja: proporcionan una base fibrosa y ayudan a mantener un pH gástrico saludable._
Beneficios:

    Apoyo nutricional natural para la salud y el bienestar intestinal (calcio, magnesio, lecitina, pectina y glicina).
    Ingredientes clave utilizados tradicionalmente para calmar la irritación de la pared del estómago (aloe vera, raíz de malvavisco y regaliz).
    Beta glucanos procedentes de levaduras con alto contenido en nucleótidos, lo que favorece tener una mucosa gástrica saludable.
    Prebióticos para ayudar a mantener una microbiota intestinal saludable.
    Sabroso y fácil de mezclar para caballos exigentes con la comida.
    Apto para potros, usando una ración reducida.

Acreditados BETA NOPS y UFAS, lo que garantiza que nuestros productos no contienen sustancias prohibidas y son aptos para caballos que compiten bajo las regulaciones FEI y el Reglamento de Caballos de Carreras.

Otra información

Los caballos están diseñados para alimentarse lentamente, pastando hasta 16 horas al día. Esto significa que necesitan secretar ácido constantemente para digerir esta fuente casi continua de alimento que ingresa en su estómago. Un caballo pastando también produce hasta 34 litros de saliva al día que, además de lubricar la comida, también ayuda a mantener un pH gástrico saludable.

 

Además, la presencia física de los alimentos en el estómago actúa como una "alfombra" o barrera fibrosa, que ayuda a evitar que el ácido salpique las zonas superiores desprotegidas del estómago. Por lo tanto, si se restringe el acceso al forraje (pastos, heno, ensilaje), se sigue produciendo ácido y, con un tiempo de masticación restringido, se produce menos saliva, lo que puede afectar un pH gástrico saludable.

 

La porción inferior del estómago (el área glandular), donde se produce el ácido, tiene varios mecanismos protectores naturales, incluida la producción de moco y la secreción de bicarbonato, pero la porción superior del estómago (área escamosa) no tiene tal protección.

Si se trabaja con el caballo principalmente con el estómago vacío, cuando trota, galopa o salta, o incluso cuando simplemente tensa los músculos abdominales, este ácido puede salpicar o ser exprimido hasta la zona desprotegida del estómago. El caballo tiene un estómago pequeño, y los alimentos no permanecen allí por mucho tiempo, por lo que incluso períodos cortos durante el día sin acceso al forraje pueden causar problemas.

Además del acceso restringido al forraje, se ha informado que existen otros factores que aumentan la incidencia y la gravedad de los trastornos digestivos, entre ellos:

    Estrés: se ha demostrado que los factores estresantes sociales, como la intimidación por parte de los vecinos del establo o compañeros de manada, o la ubicación de las cuadras (por ejemplo, cerca del almacén de comida o de estiércol, lo que resulta en una mayor actividad al otro lado de la puerta) aumentan el riesgo de úlceras gástricas.
    Dietas ricas en almidón: pueden provocar un aumento de la producción de ácidos grasos volátiles en el estómago, lo que, a su vez, puede provocar anomalías en el transporte de sodio, provocando daño celular en el estómago.
    Acceso reducido a los antioxidantes naturales del pasto.
    Horarios intensos de entrenamiento y competición y viajes frecuentes, especialmente de larga distancia.

Factores de manejo adicionales para respaldar la salud y el confort digestivo:

    Sacar al caballo a pastar cuando sea posible, aunque sea por períodos cortos, idealmente con un compañero tranquilo,.
    Administrar forraje ad libitum. Para los caballos con tendencia a engordar, que tienen una dieta restringida en calorías, ofrecer cantidades muy frecuentes pero controladas de forraje, con una cantidad mayor durante la noche. Seleccionar forrajes limpios, pero bajos en calorías para poder ofrecer mayores cantidades.
    Ofrecer forraje en diferentes lugares del establo para fomentar un comportamiento natural de búsqueda de alimento.
    Reducir el estrés social, como el acoso a los compañeros de cuadra o la proximidad al almacén de alimento.
    Dar un buen puñado de forraje antes del ejercicio para crear una capa fibrosa en el estómago.
    Organizar correctamente los grupos de caballos que salen al prado o paddock, para evitar factores estresantes, como intimidación.
    Evitar los alimentos ricos en almidón y, en su lugar, utilizar una dieta basada en forrajes con fuentes de fibra digerible y aceite para proporcionar energía adicional.
    Asegurar que el caballo paste todos los días, permitiendo que se beneficie de los antioxidantes del forraje verde fresco.

Composición (en orden decreciente según el peso): Cáscaras de (haba de) soja (producido a partir de soja modificada genéticamente), Harina forrajera de trigo, Hierba de alfalfa desecada, Maerl, Pectina, Óxido de magnesio, Producto de la levadura, Aceite de soja (producido a partir de soja modificada genéticamente), Polvo de raíz de Althaea officinalis (malvavisco), Raíz de regaliz, Aloe vera (extracto 200:1).

Información nutricional:
Componentes analíticos     por Kg
Grasa bruta     4,3%
Proteína bruta     11,0%
Fibra bruta     17,7%
Ceniza bruta     24,1%
Sodio     0,3%
Calcio     5,0%
Magnesio     2,3%

Nutrientes/ingredientes clave     por 100 g de dosis diaria
Lecitina     2.750 mg
Aloe vera (extracto 200:1)     100 mg
Regaliz     500 mg
Calcio     5.000 mg
Levadura con alto contenido de nucleótidos
(beta glucanos)     1.000 mg

Algas marinas
(liberación lenta de calcio y magnesio)
    1.500 mg
Pectina     2.000 mg
Malvavisco     750 mg
Glicina     500 mg
Magnesio     2.300 mg
Probióticos
(Saccharomyces cerevisiae MUCL 39885)     2,5 x 1010 CFU
FOS (prebióticos)     5.000 mg

Aditivos tecnológicos:
Aditivos tecnológicos     mg/Kg
1c322i Lecitina líquida     15.125
Tierra de diatomeas (purificada) E551c     25.000

Aditivos sensoriales:
Aditivos sensoriales     mg/Kg
2b17034 Glicina     5.000
    Caballo de 500 Kg: 100 g al día, idealmente repartido en 2 o 3 tomas. Máximo 200 g al día si es necesario.

Incluye medida de 50 g aprox.

Los ejemplos de alimentación deben usarse únicamente como una guía orientativa. Los caballos deben ser alimentados en función de su peso, su condición corporal y la intensidad del trabajo que realizan.

Mantener en un lugar fresco y seco, fuera de la exposición de luz solar.

Mantener fuera del alcance de los niños.

EA95082
1 Artículo